La soldadura con TIG es una técnica que permite un acabado preciso y, en el caso de la maquinaria para alimentación, una forma de unir piezas para que las juntas sean adecuadas y no acumulen bacterias.

la hermeticidad con esta soldadura esta garantizada, contando siempre con la profesionalidad de la persona que ejecuta el trabajo y con los controles que se realizan en cada uno de los trabajos